La Consejería de Sanidad detecta “antes” que nunca el virus del Nilo en Andalucía

Viernes 21 de junio de 2024, a las 17:25

La Consejería de Sanidad y Consumo de la Junta de Andalucía publicó este viernes su primer informe semanal sobre la vigilancia de los mosquitos Culex y la presencia del virus del Nilo Occidental (VNO).

El informe, que cubre la vigilancia con trampas realizada del 3 al 9 de junio, constata la positividad del virus del Nilo Occidental en varias poblaciones de mosquitos (Culex perexiguus y Culex pipiens) capturadas en Dehesa de Abajo (La Puebla del Río, Sevilla) y Villamanrique de la Condesa (Sevilla). utilizando trampas de la Estación Biológica de Doñana-CSIC y del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Según el Gobierno regional, se trata de “la primera detección positiva del virus del Nilo Occidental en Andalucía desde que empezamos a monitorizar el virus del Nilo Occidental en mosquitos”, según indica en un comunicado. Las dos trampas que capturaron mosquitos infectados con el virus del Nilo Occidental estaban ubicadas en zonas rurales, a más de 1,5 kilómetros de zonas pobladas.

La Delegada Regional de Sanidad y Consumo en Sevilla ha alertado a los municipios preocupados de la situación para que intensifiquen esfuerzos de seguimiento, control e información a la ciudadanía, tal y como recoge su plan local de lucha contra los insectos transmisores de enfermedades. Andalucía cuenta con un programa integral de seguimiento y control del Virus del Nilo Occidental (VNO), que incluye directrices y un mapa de riesgos actualizado para todos los municipios de Andalucía, desarrollado por el Servicio de Salud Ambiental.

Estos documentos se han modificado para reflejar la situación de Andalucía, incorporando los conocimientos adquiridos en los últimos años. Las autoridades sanitarias locales, según el nivel de riesgo de cada municipio, deben tomar medidas para evitar que el virus se propague y potencialmente infecte a las personas.

Estas medidas son cruciales cuando hay evidencia de que el virus se está propagando. El hallazgo de mosquitos infectados pone de relieve la importancia de una vigilancia periódica de los insectos para detectar tempranamente la propagación del virus y evitar que llegue a la población.

A través de trampas de monitoreo se monitorean densidades de mosquitos que pueden estar transmitiendo enfermedades y, como en este caso, análisis posteriores verifican si los mosquitos están infectados con el virus del Nilo Occidental. El Ministerio de Sanidad y Consumo cuenta con 26 trampas ubicadas en los municipios de Cádiz, Córdoba, Málaga y Sevilla, que proporcionan información detallada sobre las capturas y casos positivos detectados semanalmente durante la temporada de mosquitos.

El WNF es una enfermedad que se mantiene en la naturaleza mediante un ciclo de transmisión entre aves y mosquitos. Los mosquitos infectados pueden picar a los humanos y transmitirles la enfermedad (como ocurre en los caballos), aunque la persona no transmite posteriormente la enfermedad a otras, ni tiene la capacidad de infectar mosquitos «sanos» para que actúen como vectores de la enfermedad. enfermedad. Transmisión de enfermedades.

Por estas razones, las trampas a menudo se colocan en áreas rurales fuera del centro de población, para que puedan controlar la propagación del virus del Nilo Occidental y/o las altas densidades de mosquitos en un ambiente rural antes de que surja un problema en las áreas urbanas.

READ  Kye Whyte de Dancing to Ice apoya a mamá a través de una agonizante batalla de salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *