La empresa que puso a los mercados en pánico

Los mercados globales fluctuaron esta semana, ya que los problemas de deuda de una empresa inmobiliaria china aumentaron los temores de una nueva crisis financiera, escribe Adam Maguire.

Los mercados de todo el mundo se vieron sacudidos esta semana por la preocupación de que los problemas en el mercado inmobiliario de China pudieran convertirse en una crisis para la economía mundial.

En el centro del pánico estaba Evergrande Group, una empresa que hasta ahora era desconocida para los consumidores irlandeses, a pesar de ser un engranaje importante en la economía china.

¿Qué es el Grupo Evergrande?

Evergrande Group es un grupo grande con operaciones en varias áreas.

Se dedica a la agricultura, la energía renovable y la salud; incluso posee parques temáticos, una marca de agua embotellada y la mitad de los clubes de fútbol más valiosos de China.

Sin embargo, el corazón de su negocio es el sector inmobiliario, y Evergrande ha sido clasificada en los últimos años como la empresa inmobiliaria más grande del mundo por valor de activos.

Su sitio web afirma que el grupo tiene actualmente más de 1.300 proyectos en 280 ciudades chinas, con más de 400 millones de metros cuadrados de espacio bajo su gestión.

Entre ellos se encuentran el Proyecto Ocean Flower Island en Hainan; Consta de siete islas artificiales que contienen 58 hoteles, 28 museos y un parque de atracciones con una superficie de 127.000 metros cuadrados.

Pero acumular su cartera tuvo un costo: la compañía actualmente le debe a los inversionistas, tenedores de bonos y otros más de $ 305 mil millones.

La religión se vuelve suya

Esta acumulación de deuda es enorme desde cualquier punto de vista. Pero los mercados tienden a no preocuparse mucho por estas cosas siempre que el deudor pueda pagar cuando se adeuda el dinero.

Este es el problema de Evergrande. Ya no podía garantizar que sería capaz de hacerlo.

Hace poco más de una semana, la inmobiliaria anunció que Ella estaba luchando por recaudar dinero, a pesar de su intento desesperado por vender más casas que estaba construyendo.

Al mismo tiempo, las regulaciones más estrictas en China significaron que la capacidad de la empresa para pedir prestado más se vio severamente limitada.

Si no puede conseguir dinero en efectivo, le resultará difícil cumplir con sus obligaciones de deuda. Esto aumenta la probabilidad de que deje de pagar sus préstamos en un futuro próximo.

READ  El plan de vivienda de 12.000 millones de euros anuales tiene como objetivo "finalmente llegar al fondo" de la crisis

Un gran incumplimiento de la empresa puede ser un problema en sí mismo, pero la situación actual de Evergrande es emblemática de todo el sector en China.

Los bienes raíces son una parte importante de la economía de China; recientemente, los bienes raíces representaron el 29% del PIB de China. Gran parte de eso ha sido impulsado por empresas como Evergrande, que se han endeudado enormemente para financiar proyectos de construcción masivos.

Este modelo puede tener sentido cuando existe un gran potencial de venta de la propiedad resultante, pero el mercado chino ahora está sobreabastecido.

Logan Wright, director de la consultora Rhodium Group, con sede en Hong Kong, dijo recientemente a The Financial Times que estimaba que había suficientes propiedades vacías en China para albergar a 90 millones de personas.

Esto se suma a la segunda y tercera casas propiedad de las crecientes clases media y alta en China, y a pesar de los videos recientes que muestran la demolición de muchos edificios de gran altura sin terminar.

Fecha límite de día (s)

Como muchas empresas y países, los pasivos de Evergrande consisten en múltiples préstamos y bonos. Esto significa que las obligaciones de reembolso se dividen en etapas, no en un pago grande.

La fecha límite para el pago de intereses de dos de sus bonos, uno nacional y otro en el extranjero, expiró el jueves, el primer punto de partida desde su advertencia de deuda.

Antes de este plazo, la empresa anunció que había “resuelto” uno de los pagos. Los detalles de lo que eso significa han sido limitados, pero eso no significa necesariamente que se haya realizado un pago. También es posible que Evergrande y los tenedores de bonos acuerden retrasar el pago, posiblemente a cambio de una tasa de interés más alta.

Sin embargo, no cumplió con la fecha límite para sus bonos extranjeros, lo que generó temores de que se dirigiera a un incumplimiento.

Con los intereses pagados nuevamente la próxima semana, el riesgo es que los problemas de deuda comiencen a acumularse rápidamente.

en un estado de bendición

Los plazos de pago de Evergrande vienen con un período de gracia de 30 días, lo que le da a la empresa un pequeño respiro antes de que técnicamente se atrase.

Sin embargo, este período de gracia incluye un feriado nacional de siete días en China, lo que significa un largo período de actividad limitada del mercado en el país.

READ  Está previsto convertir el Globe Bar en un punto de venta, ya que An Bord Pleanála ha acordado renovar el Hotel Central

Si llega al final del período sin realizar el reembolso, y oficialmente incumple, enviará ondas en varias direcciones dentro de la economía china.

Las disposiciones de incumplimiento cruzado significan que una fecha límite incumplida para un bono podría resultar en el incumplimiento de otro bono, por lo que varios préstamos Evergrande podrían incumplir a la vez.

En el terreno, los clientes que hayan pagado por adelantado las propiedades de Evergrande probablemente perderán pocas esperanzas de ver sus casas construidas. Mientras tanto, no se pagará a los proveedores que hayan sido contratados para trabajar en sus proyectos.

En el aspecto financiero, se cree que hasta 171 bancos chinos y 121 empresas financieras les deben dinero a Evergrande. Se enfrentarán a tener que amortizar (o amortizar la totalidad) el dinero que pusieron en la empresa.

China, todo el camino a Nueva York

Un porcentaje relativamente pequeño de los pasivos de Evergrande se mantiene fuera de China, aunque la compañía ha dejado en claro que dará prioridad a los inversores nacionales, lo que significa que aquellos en el extranjero están expuestos a un mayor riesgo.

Como resultado, las firmas financieras internacionales han estado haciendo cola en los últimos días para asegurar a los inversionistas que no son muy vulnerables a la empresa.

Credit Suisse dice que no tiene gran parte de la deuda de la compañía, UBS dice que los riesgos son “no materiales”, mientras que Deutsche Bank dijo que no se vio “afectado” por los eventos de la semana pasada.

Pero si bien las compañías financieras estadounidenses y europeas pueden no estar directamente relacionadas con Evergrande, es poco probable que salgan completamente ilesas si la compañía colapsa.

Para empezar, aunque Evergrande puede ser el mayor problema en el mercado inmobiliario chino en este momento, no es el único.

Hay muchas empresas cargadas de deudas en el mercado a las que les resultará difícil vender propiedades inmobiliarias y recaudar efectivo. El temor es que Evergrande sea solo la punta del iceberg, lo que aumenta la posibilidad de más incumplimientos, más viviendas sin terminar y más proveedores impagos.

Una empresa china con una alta exposición a la propiedad se enfrentaría a su propia presión financiera si tuviera que cancelar esas inversiones.

Esto podría crear un efecto dominó en el sistema financiero chino, y no tardará mucho en afectar las inversiones realizadas por empresas de este lado del mundo.

READ  Espacio para mejorar Los productores tienen que pagar 28.000 euros en caso de despido improcedente

Pero incluso si alguna infección estuviera contenida de alguna manera dentro de las fronteras de China, su impacto en el país seguiría siendo una mala noticia para el resto del mundo.

La caída del valor de las propiedades, los préstamos incobrables, las quiebras comerciales y los posibles propietarios que pierden depósitos son un escenario familiar para Irlanda, y es difícil olvidar lo que eso significa para la economía.

La importancia de China para el PIB mundial significa que cualquier desaceleración o recesión en su economía se sentirá a nivel mundial.

Esta combinación tóxica limitaría severamente el gasto de los consumidores en el país. Muchas marcas de consumo estadounidenses y europeas, desde empresas de tecnología hasta productores de leche de fórmula, están ganando mucho dinero con los compradores chinos, lo que también puede causar un daño significativo a sus ingresos y ganancias.

Un largo camino desde casa

El director ejecutivo de Evergrande expresó su confianza en que la empresa saldrá de la crisis actual, pero los mercados no están tan seguros.

Si no puede hacer que la gente compre casas y no puede pedir prestado más, será difícil conseguir dinero.

También es poco probable que alguien más sea persuadido de tropezar, porque el tamaño de la empresa hace que sea difícil para cualquier caballero blanco salvarla.

Mientras tanto, el estado actual del mercado inmobiliario chino dificultará que la empresa convenza a los inversores de que estará en condiciones de pagar sus deudas en el futuro, si están dispuestos a renegociar los términos.

En cambio, muchos creen que su única esperanza real de supervivencia puede venir en forma de un rescate del gobierno, pero hasta ahora no ha habido señales de que eso suceda.

Los observadores del mercado tampoco se están haciendo ilusiones, porque la intervención estatal iría en contra de la línea dura que ha adoptado el liderazgo chino contra las grandes empresas ávidas de ganancias en los últimos tiempos. También crearía un precedente que podría volver a atormentar al país si todas las demás empresas inmobiliarias cargadas de deudas comienzan a tener sus propios problemas.

En cambio, el enfoque de China hasta ahora ha sido mantener la liquidez en el resto del sistema, con el banco central inyectando casi $ 19 mil millones en efectivo al mercado.

Pero rescate o no, es casi seguro que tendrá que hacer más que eso si la historia de Evergrande continúa en su trayectoria descendente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *