La ingenua ‘receptora de llamadas 999’ en Cork buscó en el sistema Garda Pulse y compartió detalles con su familia

En un acto “ingenuo y completamente no criminal”, una persona que atendió una llamada al 999 en una estación de policía, una joven funcionaria en libertad condicional, accedió a datos sobre ella misma y luego los compartió con familiares y amigos a través de Snapchat.

Ahora está siendo procesada en virtud de la Ley de Protección de Datos.

Así describió el abogado defensor Frank Buttimer las acciones de Carrie Blake, de 33 años, de Meadow Street, Meadows, Holly Hill, Cork, quien se declaró culpable del crimen.

El abogado la describió como una persona respetable que no tenía condenas previas, que realmente amaba su trabajo y lo desempeñaba bien antes de que ocurriera este crimen e incluso durante el año siguiente.

La jueza Mary Dorgan solicitó un informe de libertad condicional sobre la mujer y aplazó el caso hasta el 22 de octubre en el Tribunal de Distrito de Cork.

El sargento John Kelleher dijo que el oficial administrativo que trabajaba en la recepción de llamadas al 999 pudo acceder a detalles sobre ella en el sistema Garda Pulse, tomar una captura de pantalla y compartir la imagen con algunos familiares y amigos.

Buttimer dijo que los detalles no eran asunto de nadie más que de él.

La Sra. Black comenzó a trabajar en la comisaría de Anglesea Street en enero de 2023 y pudo acceder a su sistema Pulse el 27 de abril de 2023.

Buttimer dijo que le dijeron que podía acceder a la aplicación Pulse si era necesario para su trabajo, pero que en esta ocasión «investigó por sí misma».

Ella dijo que solo lo compartió por algo que le pareció divertido y que básicamente fue una violación de datos.

READ  Anthony Joshua le dice a Tyson Fury que "se calle y pelee" después de ganar el regreso al ring para establecer un éxito de taquilla británico

“Le pidieron que se sometiera a una entrevista que le pareció muy angustiosa… Continuó hasta hace dos o tres semanas cuando fue acusada… Ella hizo algo ingenuo y no con intención criminal… y se declaró culpable.

«No tiene ningún historial. Es una persona muy respetable. De hecho, ella misma se infligió más castigo». [by the amount of worrying she had done about it]dijo el señor Buttimer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *