Los empleados de Tusla ‘menos agobiados por los correos electrónicos’ tras el ciberataque a los servicios de salud

Algunos empleados de Tusla informaron estar menos sobrecargados con correos electrónicos y tener más tiempo para trabajar cara a cara a raíz del ciberataque que paralizó los sistemas informáticos de los servicios de salud. Los registros internos detallan cómo los empleados en dos áreas informaron al menos una mejora al tener menos correos electrónicos con los que lidiar a diario.

Un comentario del personal en el área de Dublin Mid-Leinster dijo: “Los empleados disfrutan haciendo más trabajo cara a cara y menos correos electrónicos”.

Aquellos que trabajan en el área noreste de Dublín expresaron un sentimiento similar: “Los empleados responden que están disfrutando menos del correo electrónico y, con suerte, se pueden aprender lecciones de eso”.

Los documentos describen dos fases separadas de la recuperación de Tusla del ciberataque: una “Operación Verde” de cuatro semanas para poner sus principales sistemas en línea y una segunda “Operación TuslaIrl” un período de seis meses para restaurar todo por completo.

Un memorando interno de junio detallaba cómo el ciberataque dañó el Sistema Nacional de Información de Cuidado Infantil (NCCIS) de Twasla, pero las copias de seguridad de los datos “lucen bien”.

“Será un proceso largo desde este punto”, decía el memo.

“HSE tiene que hacer un trabajo complejo en esto y han comprometido recursos y han priorizado este trabajo para Tusla”.

La nota también decía que las “notas de rescate” todavía existían en algunos de sus sistemas y que serían eliminadas cuando los equipos de TI se dieran cuenta de ellas.

Los comentarios de varios equipos en todo el país revelaron una serie de problemas en varios departamentos y regiones. En Occidente, había “algo de fatiga” por ingresar datos manualmente, pero a los empleados se les pidió que “permanecieran firmes”, según la nota.

READ  El "ojo del desierto" de la Tierra se asemeja a Marte en imágenes tomadas por un astronauta en la Estación Espacial Internacional

Los empleados del Sur describieron los nuevos modelos que se les pidió que usaran como engorrosos y se preguntaron cuándo obtendrían sus computadoras portátiles. Tanto en Dublin-Mid-Linster como en Dublin North-East, el personal señaló que tenían menos correos electrónicos con los que lidiar, pero dijo que “las cosas son más lentas”.

La división de Regulación de Servicios para Niños dijo que las inspecciones continuaron pero que había un “punto débil” donde los empleados tenían que acudir a una de sus oficinas en Limerick. Una nota con sus comentarios decía: “El acceso a unidades / puertas compartidas sería muy beneficioso ya que hay muchos empleados que no pueden funcionar sin sistemas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *