Sequía y pozos ilegales: por qué está seco el Parque Nacional de Doñana en España | Comunidad

La bióloga Carmen Díaz observa la tierra que alguna vez ocupó el lago más grande del Parque Nacional Donona en Andalucía, en la provincia de C diz, en el sur de España. La laguna de Santa Olalla, que tenía 45 hectáreas en su apogeo, se ha reducido a menos de 0,6 hectáreas. “Tenemos un nivel de agua patético”, dice Dias. “Cuando Santa Ollala se seca, significa que todo está seco. Causa desastre.

A pesar de la belleza de los flamencos y los patos en el pantano arenoso, el paisaje parece oscuro y también se está reduciendo rápidamente. Si no llueve pronto, todas las piscinas peritoneales conectadas a las dunas desaparecerán, habiendo ocurrido dos veces en los últimos 50 años: en 1983 y 1995. Durante todo el mes de octubre suele ser muy alto. La precipitación es de solo 10,2 mm, lo que equivale al 2% de la precipitación anual, según la Agencia Meteorológica Almond en Hulva.

La sequía afecta a 4,3 millones de personas en la cuenca del Guadalgivir y fue anunciada por el gobierno federal el 2 de noviembre, que tiene un impacto dramático en Donona, una reserva de la biosfera donde las plantas y los animales luchan por sobrevivir. Pero la falta de lluvia es la mitad de la historia; Según los científicos, esto se ve agravado por el uso de pozos profundos ilegales en las granjas y el balneario turístico de Modalaskanas en el límite del parque.

Este robo masivo de agua subterránea para regar invernaderos de fresas y proporcionar consumo humano descontrolado, incluido el mantenimiento de un campo de golf cercano, ha absorbido una gran masa de agua que cubre un área de 2.409 kilómetros cuadrados. Actualmente, el agua superficial de los estanques está desapareciendo a medida que la mayor parte de la tierra se seca. 454 mm en el ciclo 2019/2020 – Esto se evidencia por el hecho de que las piscinas se están reduciendo a pesar de que la precipitación media anual registrada en los últimos 40 años es de 540 mm.

READ  Las propuestas del mercado eléctrico de la UE no son suficientes para controlar los precios: mancha
Estado actual del Estanque de Santa Ollala en Doñana.
Estado actual del Estanque de Santa Ollala en Doñana.Paco Puentes

«El primer informe que condena la miserable condición de Donana se hizo antes de 1988, y no se hizo nada hasta 2019. ¿Qué queda aquí cuando traen agua? ¿Todavía tenemos especies vulnerables?» Thias, quien trabaja en el campo de la ecología de humedales en el Centro de Biología de Doñana, parte del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas (CSIC), pregunta. Al volante de un vehículo todo terreno, Díaz recorre senderos estrechos a través de la vegetación. El Taraje, El Jahillo, Sarko del Toro: Conduce uno a uno por la piscina seca. No hay pantanos valiosos ni criaturas animales, solo juncos e higueras que se elevan hasta seis metros y llenan los lagos.

El 27 de abril de 2004, un sensor aéreo de los Institutos Nacionales de Tecnología Aeroespacial (INTA) sobrevoló Donona para mapear sus lagos con una resolución de medio metro cuadrado y detectó 2.867 piscinas temporales en el área protegida más famosa de España. UNESCO sitio de Patrimonio Mundial. A finales de octubre, solo quedaban dos de estas pozas: Santa Olala y Dulls, ambas de 45 centímetros de profundidad.

Vista aérea del lago Santa Olala en Doñana en 2010.
Vista aérea del lago Santa Olala en Doñana en 2010. Héctor Carito – Consejo Superior de Investigaciones Científicas

En 1988, Ramon Lamas, catedrático de hidrología de la Universidad Complutens de Madrid, denunció a la Junta de Andalucía y a las autoridades federales por la “conspiración de paz” que permitió bombear agua al desarrollo turístico de Madalaskanas, ubicado en el municipio de Almondo. en la provincia de Hulva. Lanzando una piedra de los estanques. Han pasado treinta y tres años y continúa la denuncia de no respuesta de las autoridades; Cientos de captaciones de agua secretas todavía están activas en las granjas de fresas, que son 1.653 hectáreas de invernaderos ilegales, según el grupo conservacionista. Fondo Mundial para la Vida Silvestre. En 2019, la Confederación Hidrográfica de Guadalquirín, dependiente del Ministerio de Cambio Ambiental, cerró 77 de estos pozos, y en los últimos tres años sus investigadores han abierto 573 acciones legales, pero el riego ilegal continúa.

En julio de 2020, después de décadas de protestas de científicos y ecologistas, el gobierno federal, liderado por una coalición del Partido Socialista (PSOE) y su aliado más joven Unidas Podemos, finalmente declaró que el agua estaba «sobreexplotada». Ahora la federación está trazando una serie de actividades, como cambiar el agua superficial y reubicar dos pozos de Matalaskanas cerca del parque, extrayendo 2,75 hectáreas cúbicas por año. Sin embargo, la fecha para estas actividades es 2027. España, mientras tanto, dictaminó en junio pasado que estaba violando la ley natural de la UE al no tomar medidas para evitar la conversión de pozos ilegales o hábitats protegidos. Drenaje de agua.

Laura Serrano, investigadora del Departamento de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad de Sevilla, es muy crítica con el gobierno federal y regional. “Todo fue doloroso; Una de las razones por las que Donona ha sido declarada reserva de la biosfera es que la naturaleza de las piscinas peritoneales ha cambiado «, dice». Esto no se puede cambiar. La catástrofe ya ha ocurrido «.

A pesar de la pérdida total de casi todas las piscinas peritoneales, un informe reciente sobre la cuenca elaborado por la federación en mayo pasado afirma que el nivel piezométrico de la región está en línea con el clima ”. Los psómetros son tubos que miden el nivel del agua de un acuífero.

Pero Serrano no estuvo de acuerdo. «Es una verdadera lástima no escuchar lo que los científicos tienen que decir en este país», dice. “No aprendemos de nuestros errores; No podemos prevenir desastres impredecibles y damos prioridad a la votación y el desarrollo urbano. Debemos aprender a prevenir en lugar de curar, porque la restauración ambiental no tiene el potencial de alterar ciertos procesos. Es un error creer que la restauración restaurará lo que hemos perdido. Cuando perdemos hábitats y su diversidad, perdemos información que algunas especies han acumulado en evolución durante cientos de miles de años.

La federación se negó a comentar sobre el informe.

Carmen Díaz, bióloga de la Laguna Santa Ollala.
Carmen Díaz, bióloga de la Laguna Santa Ollala.PACO PUENTES

Si bien la extracción de agua subterránea para Matalascañas equivale a 2,75 hectáreas cúbicas por año, se estima que el agua bombeada para las tierras de regadío es de 60 a 90 hectáreas cúbicas, según dos estudios científicos de 1993 y 2011. Diario de circunstancias áridas En él, señalaron la «falta de control e indiferencia» de la federación frente a la evidencia científica que demuestra el daño directo de los invernaderos y Modalaskanas en el sistema de agua de Donana.

De las 13 especies de cascadas en el suroeste de España, 11 especies viven en Donona, y Díaz sabe que a medida que las ranas, los sapos y las ranas disminuyen cada semana, su hábitat está disminuyendo, lo que garantiza que se excaven dos estanques permanentes y varias zanjas más pequeñas. Agua en verano. “El acuífero ya no es lo que solía ser”, dice Díaz. «Aquí se han identificado cuarenta y dos especies de libélulas desde 1959, pero este año no he registrado más de 20.»

Isidoro Román, miembro del equipo de monitoreo del Centro de Biología de Doñana, agregó: “El nivel del agua está disminuyendo gradualmente y los estanques no se están llenando. En 2010 pasamos por un pantano en un bote, pero no es ahora, y ahora la evaporación es más rápida debido a las temperaturas más altas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *