Confía en tu instinto: una mujer se enfrenta a una pérdida de 22.000 euros por la caída de los precios de los coches eléctricos

Si tiene dudas sobre un automóvil, probablemente sus reservas o sus instintos sean correctos. Foto: Getty

Recientemente, una madre de tres hijos se puso en contacto conmigo muy angustiada porque se enfrentaba a una pérdida de hasta 22.000 euros en la compra de un coche eléctrico.

Es una historia larga y triste y está indirectamente -aunque no enteramente- vinculada a la reciente decisión de Volkswagen aquí (y en el extranjero) de reducir los precios de algunos de sus modelos eléctricos como parte de una reorganización general del mercado.

El punto principal de esta saga es que ella nunca se sintió 100% correcta con el ID.5 que compró en un establecimiento de renombre.

Hasta hace poco, cambiaba de coche cada 12 a 18 meses.

Pagué 62.000 € por el ID.5 y cargué con 13.500 € en acciones de PCP del Tiguan que cambié por él.

Afirma haber asegurado que el mercado de los coches eléctricos no «bajará de precio».

Eso fue el pasado mes de marzo.

En julio, volvió al concesionario porque «se dio cuenta de que un coche eléctrico no era para mí».

El coche valía 50.000€, 12.000€ menos de lo que pagué hace unos meses.

“Me eché a llorar” cuando le dijeron el valor reducido, dijo.

El mes pasado, le dijeron que su tarjeta ID.5 valía sólo 40.000 euros, muy por debajo del precio de compra de 22.000 euros.

«Así que ahora tengo un capital negativo. Si quiero operar, tengo que liquidar el capital negativo y encontrar un nuevo depósito para reiniciar el plan PCP», dijo.

La sede de Volkswagen se está ocupando del problema y espera solucionarlo. espero eso.

READ  Irlanda tiene la segunda tasa más alta de anuncios de trabajo que ofrecen trabajo híbrido - The Irish Times

Hay dos amargas lecciones que aprender de esta dolorosa historia: si tiene dudas sobre un automóvil, sus reservas o sus instintos probablemente tengan razón.

Y si cambia su automóvil cada año o 18 meses, la depreciación le afectará más que si lo hiciera cada tres años, ya que la depreciación es menos brutal porque se extiende a lo largo de un período más largo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *