Empresa privada lanzará el primer vuelo de un cohete en España

Los mítines en toda España por el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo (conocido como ‘8M’ en español) han revelado profundas divisiones dentro del feminismo español, la coalición gobernante y el país en general.

Las divisiones surgen de la controvertida legislación presentada por la coalición PSOE-Podemos el año pasado, incluida una ley de reconocimiento de género y una ley retroactiva de consentimiento sexual ‘solo CSC’ que condujo a sentencias reducidas para violadores accidentales. Para cientos de delincuentes sexuales.

leer más:

En algunas ciudades, como Madrid, Valencia, Sevilla, Valladolid y León, hubo incluso dos marchas separadas: una organizada por la Comisión 8M, un movimiento con fuertes vínculos con Podemos y la ministra de Igualdad Irene Montero, el motor ideológico. Law, y el otro es el Grupo Feminista de Madrid Movimiento Feminista de Madrid.

algunos manifestantes Movimiento Feminista de Madrid La marcha pidió la renuncia de Montero, y 2023 es en realidad el segundo año en que diferentes facciones del movimiento feminista han realizado diferentes mítines del M8.

Hay que decir que miles de mujeres salieron a las calles en una marcha unificada por toda España, en Bilbao, Cádiz, Huelva, Logroño, Mérida, Palma, Segovia o Zaragoza.

Los ministros del gobierno del PSOE sostienen una pancarta durante una manifestación con motivo del Día Internacional de la Mujer en Madrid el 8 de marzo de 2023. Foto: Tomas COEX/AFP

Legislación controvertida

La ley de género, una de las prioridades de la agenda política de Montero, ha profundizado las divisiones tanto en el movimiento feminista como en el gobierno, incluida la ferozmente impugnada Ley de Trans.

Si bien la ley del aborto recientemente aprobada, que introdujo la licencia menstrual y facilitó el acceso a los abortos en los hospitales públicos, recibió un amplio apoyo, el proyecto de ley de reconocimiento de género aprobado el año pasado ha dividido profundamente a las feministas.

READ  El Defensor del Pueblo recibe denuncias sobre criptoinversiones en España Bitcoin Noticias

leer más: Confirmado: España tendrá el primer ‘permiso menstrual’ retribuido de Europa

Los partidarios del proyecto de ley, que hacen de la reasignación de género un asunto administrativo más que de salud o legal, lo ven como un paso progresivo. Sin embargo, algunas feministas tradicionales lo consideran regresivo y antifeminista. Manifestantes marchan por la M8 de Madrid Movimiento Feminista de Madrid Llevaban pancartas que decían ‘M8 es para mujeres’.

Los manifestantes sostienen pancartas durante una manifestación estudiantil con motivo del Día Internacional de la Mujer en Barcelona el 8 de marzo de 2023. (Foto de LLUIS GENE/AFP)

Divisiones políticas

También han surgido divisiones a nivel político. Ante la reacción violenta de la ley ‘Solo sí es sí’ y la disputa por el reconocimiento de género, las divisiones se han ampliado entre el PSOE de Pedro Sánchez y su socio menor de coalición, Unidas Podemos.

Estos se pusieron de manifiesto una vez más cuando el PSOE votó a favor de la modificación de la Ley de Consentimiento de Género la víspera del 8M, votando a favor de su aliado en lugar de los partidos de la oposición.

leer más: Cómo España está tratando de arreglar su problemática nueva ley de consentimiento sexual

Nadia Calvino, ministra de Economía y Transformación Digital de España, dijo esta semana a la prensa española que «lamenta que haya conflictos» dentro del gobierno. Reforma de ley.

Sin embargo, calificó la legislación trans como «positiva y necesaria» y llamó a la unidad.

País feminista

Una encuesta de Ipsos publicada esta semana por M8 encontró que España es el «país más feminista» de Europa. Después de encuestar a personas en 32 países, España salió a la cabeza como el país más solidario y consciente de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

READ  La esperanzadora sesión de portada de 'Vogue España' de Penélope Cruz: fotos - Ella Sabe

Más de la mitad de los españoles (53 por ciento) se identifican como «feministas»: un 9 por ciento más que hace cinco años (44 por ciento). Por contexto, la cifra es del 46 por ciento en Portugal y del 45 por ciento en Francia.

En España, el 36 por ciento de los encuestados dijeron que no se identificaban como feministas.

Si bien esto es cierto, y el movimiento feminista en España es fuerte, ciertamente no está exento de divisiones internas, como lo demostraron las protestas del M8 de esta semana. A medida que se intensifican los pedidos de reformas a las leyes recientes, se puede esperar que estas divisiones se profundicen, particularmente a nivel político, ya que España se dirige hacia las elecciones generales a finales de año.

leer más: ¿Quién ganará las elecciones españolas de 2023, Sánchez o Feijo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *