Oh, ser empleado de la Compañía Portuaria de Dublín – The Irish Times

Oh, ser empleado de Dublin Port Company (DPC), una entidad comercial de propiedad estatal.

El informe anual de DPC, publicado a principios de esta semana, muestra que sus 150 empleados ganaron una media de 90.573 euros el año pasado en sueldos y salarios. Esto es un 10% más que la media de 82.386 euros que ganaron el año anterior (aunque esto incluye el acuerdo de 415.000 euros con el ex director ejecutivo Eamonn O’Reilly que se detalla a continuación).

Esto a pesar de que su facturación y beneficios cayeron el año pasado y hubo una caída del 3 por ciento en la producción portuaria. DP World opera la instalación portuaria y todo el trabajo duro lo llevan a cabo (literalmente) empresas privadas in situ.

Además, los empleados recibieron otros 1,01 millones de euros en indemnizaciones y horas extras, con un salario medio de 6.746 euros. Esta cifra fue superior a los 977 miles de euros del año anterior a pesar de la caída de la actividad.

Si sumamos las pensiones, los gastos de seguridad social y otros conceptos, la factura total de gastos de personal ascendió a 16,9 millones de euros, un aumento del 7,6 por ciento con respecto a los 15,7 millones de euros pagados el año anterior.

El organismo estatal gastó alrededor de 86.000 euros en hospitalidad para el personal durante el año, una media de 7.166 euros al mes o 573 euros por empleado. Esta partida de gasto está al menos por debajo de los 100.000 euros gastados en 2022, una media de 8.333 euros al mes.

Alrededor de 56 (o el 37 por ciento de los empleados) ganaron más de 100.000 euros el año pasado.

READ  Funcionario de la UE descarta ley para aliviar huelga de interrupción de control de tráfico aéreo - The Irish Times

El número de empleados que reciben salarios entre 50.000 y 74.999 euros se redujo a 41 desde 60 en 2022, mientras que el número de empleados en el siguiente tramo (75.000 a 99.999 euros) aumentó a 53 el año pasado desde 46 el año anterior.

Según el informe, también se pagaron unos 367.000 euros en concepto de indemnizaciones por cese en el servicio a dos personas.

Por otra parte, la empresa reveló detalles de un acuerdo alcanzado por el Tribunal Superior en 2023, en virtud del cual la empresa se vio obligada a pagar 415.000 euros al ex director general Eamonn O’Reilly por «los servicios que prestó durante su mandato de 2010 a 2022». La empresa también incurrió en costas judiciales por valor de 176 miles de euros en relación con el caso.

Para aquellos interesados ​​en seguir una carrera bien remunerada en la empresa, lamentablemente, según su sitio web, actualmente no hay ofertas de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *