Salir del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ‘viola el Acuerdo del Viernes Santo’

A los parlamentarios se les dijo que el gobierno del Reino Unido violaría deliberadamente el Acuerdo del Viernes Santo si se retiraba del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH).

El Convenio Europeo de Derechos Humanos es un tratado que establece los derechos y libertades que tienen las personas en 46 países signatarios y está supervisado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El Comité de Asuntos de Irlanda del Norte ha obtenido pruebas sobre el impacto potencial de la retirada del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Irlanda del Norte.

Publiqué un resumen de esa evidencia en una carta al Secretario de Estado.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos está separado de la UE, por lo que el Reino Unido siguió siendo parte de él después del Brexit.

La Comisión reconoce la posición actual del Gobierno de que el Reino Unido seguirá siendo parte en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Irlanda del Norte ha sido «pasada por alto» en el debate del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Sin embargo, el contexto de la carta es un llamado de algunos parlamentarios conservadores a retirarse del Tribunal Europeo de Derechos Humanos o celebrar un referéndum sobre la retirada.

El comité dijo: “Dado que la Convención es una parte integral del Acuerdo de Belfast/Viernes Santo, que está escrito en la Ley de Irlanda del Norte de 1998 y establece cómo se legisla la Asamblea de Irlanda del Norte, observamos que a menudo se pasa por alto a Irlanda del Norte cuando Se plantea la posibilidad de retirarse del Convenio Europeo de Derechos Humanos”. «.

READ  El hombre de Lurgan, John Paul Whitla, admite haber asesinado brutalmente con cuchillo a Craigavon, el hombre de Armagh, Nathan Gibson (25).

La evidencia que escuché de expertos legales incluyó el análisis de que la retirada afectaría la cooperación transfronteriza en investigaciones criminales y tendría otras implicaciones prácticas para la policía.

Los expertos también dijeron que era poco probable que el Reino Unido se retirara del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sin activar un procedimiento de revisión integrado en el Acuerdo del Viernes Santo.

Si este es el caso, los gobiernos del Reino Unido e Irlanda, como partes del acuerdo, deberán realizar una revisión en consulta con la Asamblea de Irlanda del Norte.

El presidente de la comisión, Sir Robert Buckland, dijo: “Dada la inminente suspensión del Parlamento, en nombre de mi comisión quería dejar constancia de estos puntos y preocupaciones.

“Así que esta administración y la próxima administración, y otros interesados ​​en el derecho de los derechos humanos en este país, pueden entender claramente el contexto a nivel del Reino Unido –el contexto tanto de Gran Bretaña como de Irlanda del Norte– en el que opera el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *