Standard & Poor’s eleva la calificación crediticia de Irlanda en el último impulso a las finanzas del país

La agencia, seguida de cerca por los inversores en bonos, elevó la calificación de Irlanda a AA con perspectiva estable, colocándolo entre los principales emisores de deuda soberana como Francia, Bélgica y el Reino Unido.

También fue la primera actualización de S&P desde noviembre de 2019, lo que colocó a Irlanda en la calificación más alta entre todas las agencias principales.

El cambio marca la segunda mejora importante de la calificación crediticia de Irlanda en tantos meses después de que Moody’s la subiera un escalón a Aa3.

La mejora de la solvencia debería ayudar a mantener bajos los costos de endeudamiento en Irlanda en términos relativos, a la vez que atrae a un grupo más amplio y profundo de inversores.

«Esta mejora, la segunda en la calificación crediticia de Irlanda en un mes, es otro desarrollo positivo», dijo el presidente ejecutivo de NTMA, Frank O’Connor.

«Refleja un sólido desempeño financiero que, a su vez, está impulsando mejoras continuas en las métricas de deuda de Irlanda».

La perspectiva fiscal de Irlanda ha mejorado dramáticamente desde la pandemia, con ingresos inesperados por impuestos corporativos y fuertes ingresos por impuestos sobre la renta e impuestos al valor agregado que han dejado las finanzas del gobierno en un gran superávit.

La NTMA pudo pausar la emisión de bonos en septiembre pasado después de haber recaudado solo 7 mil millones de euros al año en ese momento. Sin embargo, la agencia finalizó 2023 con un saldo de caja de 23.000 millones de euros.

Este año el Tesoro ni siquiera requiere nuevos préstamos, aunque la NTMA está en el mercado para recaudar entre 7.000 y 11.000 millones de euros para redimir bonos en circulación.

READ  Facebook permite que los empleados irlandeses trabajen desde otros países europeos

La agencia ya ha recaudado 4.750 millones de euros en dos emisiones de bonos a principios de este año. Próximo previsto para junio.

«Estoy decidido a que el progreso que estamos logrando para poner las finanzas públicas sobre una base sólida a largo plazo continúe», dijo el ministro de Hacienda, Michael McGrath.

“Si bien confío en que tendremos recursos de los ingresos fiscales recurrentes para reducir la carga del impuesto sobre la renta, aumentar los pagos básicos de asistencia social e invertir en nuestros servicios públicos e infraestructura, en el presupuesto de 2024 y más allá, tenemos una oportunidad en cada generación para usar algunos de los ingresos inesperados para poner recursos en las finanzas del Estado de manera más sostenible y a largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *