Rory McIlroy sufre un final de pesadilla en el Genesis Invitational

El día en que un nervioso Tiger Woods, de 48 años, hizo su primera apertura oficial desde que se retiró del Masters en abril pasado, combinó muy bien con el oxidado, erosionando el puesto 18 en su camino hacia un McIlroy comprensiblemente oxidado, con un uno-. plomo de más de 72. El último colapso surgió de la nada en el soleado Riviera Country Club.

Necesitamos su consentimiento para cargar este contenido de redes sociales. Utilizamos varios medios sociales diferentes para administrar contenido adicional que puede configurar cookies en su dispositivo y recopilar datos sobre su actividad.

El número dos del mundo jugó casi a la perfección en sus primeros diez hoyos, logrando birdies en el primero, quinto y décimo antes de contribuir desde un metro y medio de distancia en el cuarto birdie en el 11.

Se rió del error, pero nunca volvió a ser el mismo después de eso y siguió un bogey en el día 12, un doble bogey en el 15 y un triple bogey en el 16 antes de que un birdie-bogey lo dejara diez golpes detrás del líder Patrick Cantlay en el Ciudad de Angeles.

Está empatado en el puesto 64 con Seamus Power en el campo de 70 jugadores por tres y solo los 50 mejores jugadores y empates (más aquellos a diez golpes del liderato) pasan el corte en 36 hoyos en este evento estelar de $20 millones. Mucho trabajo para él hoy.

El primer bogey de la estrella de Hollywood no llegó hasta el día 12, cuando giró hacia la derecha y se salió del green en dos.

READ  Ian Foster está lleno de fe mientras los All Blacks se preparan para sorprender a Irlanda

Hizo birdie en los siguientes dos hoyos, pero luego se topó con un doble seis en el 15, golpeando justo antes de un bunker junto al green mientras se acercaba a un rugoso profundo, dejó caer su tercer hoyo por encima del bunker hacia el rugoso y necesitó tres más para bajar.

De vuelta a la par del día, lo peor estaba por venir en el 16, de 166 yardas, donde no logró escapar de un profundo bunker junto al green en el primer intento y recibió un birdie a tres pies desde el interior, ocho pies para un triple bogey con un seis.

Mostró su clase al reducir furiosamente un putt de 609 yardas en el día 17 a 329 yardas, una imponente dominada de 280 yardas con un hierro largo y dos putts desde 32 pies.

Pero era sólo una tirita en la herida, e iba a disparar otro tiro el día 18 después de conducir por una zona más dura.

Incluso Cantlay, que tenía 8 años y le quedaban tres por jugar, tuvo sus problemas, golpeando un árbol con su putt a 166 yardas en el día 16, donde tuvo un tiro de 58 yardas en su segundo tiro antes de finalmente cometer su único bogey del día.

El estadounidense finalmente logró un 64, siete bajo par, para tomar una ventaja de un golpe sobre Luke List, los australianos Jason Day y Cam Davis, con Tom Hogue, Jordan Spieth y Will Zalatori respondiendo 66 segundos después.

Hubo un gran interés inicial en el anfitrión del torneo, Woods, quien hizo cinco birdies contra seis bogeys para un 72 sobre par en la primera ronda mientras continúa sus batallas con la espalda y el tobillo fusionados.

READ  El propietario del Manchester United, Ratcliffe, critica las "ridículas" demandas de Ashworth en un mensaje al Newcastle para que "crezca"

«Mucha bondad y mucha indiferencia», dijo Woods. «Era uno o el otro. No sé cuántos pares tuve, no fueron muchos. Estaba haciendo birdies o bogey y no obtuve nada consistente hoy».

«Ha sido uno de esos días en los que no pasa nada y espero poder arreglarlo mañana».

El 15 veces ganador de Major admitió que se sintió nervioso en el primer tee y le costó adaptarse al ritmo del green.

«Es imposible prepararse para ello», dijo sobre sus nervios. “Confío mucho en la experiencia y he estado haciendo esto durante mucho tiempo, pero todavía tengo la descarga de adrenalina en el sistema, la pelota llega más lejos, la velocidad aumenta, solo que las yardas son un poco diferentes. está en casa.

«Es completamente diferente y eso es sólo parte de jugar golf competitivo».

Después de que comenzaron los bogeys, hizo dos birdies en el cuarto y sexto para convertirlo en un 34, uno bajo par, pero mezcló cuatro bogeys con dos birdies en los últimos nueve, además de ese tramo con un hierro ocho en el 18.

«No diré la palabra, pero el día 18…» un periodista comenzó la conversación después de la ronda.

“Oh, claro, lo golpeé”, interrumpió Woods. «Bueno, mi espalda estaba acalambrada en los últimos dos hoyos y se estaba trabando. Me agaché y no se movió, así que puse la manguera primero y lo golpeé».

También tuvo problemas con la pala y perdió un putt de calle en los greens.

«No podía creer lo rápidos que fueron hoy a pesar de que hice un par», dijo Woods.

El 15 veces ganador de Majors está empatado en el puesto 49, justo dentro de la línea de corte, pero McIlroy y Power están a tres golpes de la marca después de días decepcionantes.

READ  Los héroes pasan a Westport Charlestown por la espada

El hombre de West Waterford acertó solo tres greens en el tiempo reglamentario anoche, lo que lo dejó último en el campo de 70 hombres.

Esto resultó en que solo alcanzara cuatro calles, y solo una en los primeros nueve.

El hombre de Toranina, que ahora ocupa el puesto 107 en el mundo, busca recuperar la forma que lo llevó a ingresar al top 30 del mundo el año pasado antes de que una lesión en el muslo arruinara la segunda mitad de su temporada.

Su presencia en todos los eventos importantes es una gran ventaja, pero está claro que no se siente 100% cómodo en su juego, y una buena salida el viernes podría brindarle la chispa que necesita para comenzar su temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *